A menudo hay una percepción negativa de la tecnología alimentaria derivada del mal usa que algunas empresas y fabricantes hacen de ella. Sin embargo, no todos los procesos son insalubres.

¿Sabes de qué modo nos ayuda? 

Procesos como la pasteurización… entre muchos otros, mejoran la conservación de los alimentos a mismo iempo que los protegen sobre las bacterias dañinas. Antioxidantes y otros elementos mantienen su calidad el mayor tiempo posible. 

Por otro lado, modernos electrodomésticos ecológicos pueden ayudarnos a mantener nuestros alimentos en óptimas condiciones, además de utilizar mucha menos energía en el proceso.

En Europa, esta tecnología es estricta y asegura los más altos estándares de calidad y conservación, fortaleciendo también nuestra economía. Existen avances tecnológicos que nos permiten mejorar nuestra calidad de vida, gran diversidad en el consumo y en la conservación de alimentos, tales como:

  • La digitalización de procesos: que afectan tanto a la fabricación de alimentos, como a los controles de calidad, seguridad y sanidad.
  • La microencapsulación y nanocapsulación: que permiten el desarrollo de alimentos con nuevas propiedades y su conservación de sustancias bioativas.
  • La denominada “imagen química”: que nos permite conocer la composición de los alimentos que consumimos a tiempo real.
  • El empleo de bacteriófagos: que reucen y controlan la presencia de patógenos.
  • La más reciente proteómica y biosensores: que estudian las proteínas y la forma de mantener los pricincipios más activos de los alimentos a pleno rendimiento.

Todo ello nos permite actualmente disfrutar de alimentos de la mejor calidad.

Román Salazar | CEO


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
¿Quieres hablar con nosotros?